Home    LEI    Intelligence Moves    Play in 3 Acts    'Til You Drop    Orange we...    Rhythm Exchange    Futures Project    ISEA 2012    Zero1/Montalvo    MOLAA: Play With Me    CalArts Workshop    LaMama    California Biennial    CUBO:Impediment    Space Shifter 2.0    Phantoms Too    FILE/São Paulo    PDCON/MIS    Between Bodies    Cubo: MediaWomb    Between    Lament    Wave Action    PITMM at SDMA    PITMM in Berlin    Cascando    Training/Dictation    Displacement     Around     Quinine    Buddy     Buddy-Apache    Freetime    CV
 
     
   
 

Rhythm exchange, resonance and synesthesia
Experiments in listening with the whole body (or, why sound is never just sound).

A free workshop for local artists in Mexico City, led by Nina Waisman and Felipe Zuñiga Gonzalez, artists in residence for La Plataforma Arte-Educación and Casa Vecina. The workshop culminated in the members' production and exhibition of new, site-specific interactive installations.

Exhibition: August 9-30
Opening: August 9, 2014, Noon

Casa Vecina
Callejón de 1A Mesones 7, Centro Del. Cuauhtemoc
06080 Mexico City, Mexico

Hours: Tue - Thu: 10:00 am - 7:00 pm
Fri - Sat: 10:00 am - 4:00 pm

Workshop for loal artists ran July 7-18

Video documentation
Demo of the finished works - Arturo Alcalá and Ornella Delfino Foglia play in the exhibition, which is comprised of three pieces orchestrated to work together in one space: 1. Vigilancia, 2. The Instrument, 3. Mirroring. Visitors' actions trigger sounds, and change the pitch, speed, volume, echo and spatialization of these sounds.

More info here:
http://redpae.net/pae/radiales/
https://es-es.facebook.com/Plataforma.Arte.Educacion1

Workshop members
Antonio Aldana, Gerardo Barrera, Melissa Cisneros, Armando Alejandro Florero, Felipe Zuñiga Gonzalez, Alan Rabchinsky, Tayde Subeldía and Nina Waisman.

With generous production assitance from

Arturo Alcalá, Leonardo Aranda Brito, Ornella Delfino Foglia,Pierre Galaud, Frank López and David Miranda.

Pd programming
Marius Schebella

Some comments from workshop members
Tayde Subeldía:
Descubrí lo complejos somos, sólo si ponemos atención y observamos a nuestro alrededor podemos percatarnos que dentro de esa complejidad somos predecibles, que nos podemos describir a través de nuestra corporalidad, nuestros movimientos cotidianos, muchas de las veces, imperceptibles para una misma, el dinamismo de nuestros movimientos depende de las situaciones por las que pasamos y es algo que puede globalizarse, pudiendo describir la percepción de las masas, un caos dentro del orden, de la perfección y viceversa, todo tiene una causa, un motivo o una razón, me queda claro que el movimiento es lenguaje.

El proceso del taller fue muy enriquecedor, mientras íbamos avanzando, descubríamos cosas nuevas, nos interesábamos por grabar sonidos que de alguna manera pudieran generar el ambiente adecuado en el que las personas, al interactuar con las piezas, se sintieran identificados y pudieran percibir aquello que queremos transmitir, esos gestos que observamos hablan con aquellos, quienes la curiosidad los ínsita a interactuar con cada uno de los sensores que disponen las piezas.

Gerardo Barrera:
"En este lado del mundo es común hacer una división casi incuestionable entre la mente y el cuerpo. Sin embargo la exploración realizada durante este taller derivó, entre otras cosas, en el descubrimiento del cuerpo humano y el movimiento del mismo como una herramienta creativa. ¿Qué posturas adoptamos cuando pensamos o tomamos ciertas actitudes? ¿Qué pasa en nuestro cerebro cuando nuestro cuerpo se mueve de tal o cuál forma?

Encontrar estas respuestas es posible únicamente mediante profundos ejercicios de concientización, observación y vigilancia en torno a la programación de nuestros cuerpos. Después es necesario abrir la mente a la posibilidad de sinestesia. En este caso, con la guía y el apoyo de la artista norteamericana Nina Waisman, trajimos esa sinestesia al mundo de lo tangible a través de sonidos –tanto concretos como abstractos- detonados por sensores de movimiento.

Curiosamente los sensores reafirmaron la idea de vigilancia, no sólo en el sentido de percibir nuestros movimientos y los de los otros, sino que también crearon un espacio en el que la ambigüedad entre observar y ser observados se hizo una inevitable constante. De esta manera creamos un enorme radar de 180 grados en el que es posible encontrar armonía en el caos a través de la dualidad: sonido y ruido, calma y angustia, masculino y femenino, orgánico y sintético, ritmo y azar, masculino y femenino, quietud y movimiento."

Antonio Aldana Cano offered a quote from Discipline and punish. The birth of the prision.
Sólo cuando se pone especial atención a lo que ocurre alrededor podemos descubrir el comportamiento complejo que tiene el ser humano. Aunque dentro de esa complejidad existe cierto grado de predictibilidad corporal, en tanto que los movimientos están enmarcados por el ambiente físico y el social, e influenciados por las vivencias que se tuvieron previamente.

Estos movimientos que se realizan de manera cotidiana, a los cuales se puede llamar gestos, la mayoría de las veces resultan imperceptibles para el individuo que los ejecuta; sin embargo, otras veces llegan a trascender convirtiéndose en movimientos compartidos, movimientos de multitudes, globalizados, que expresan algo dentro de esa masa caótica llamada sociedad.

Pero aún como universo caótico la sociedad mantiene su propio orden. Un orden perfecto mantenido por la vigilancia que la sociedad ejerce sobre sí misma y especialmente sobre el cuerpo, pues como menciona Foucault: “[…] en toda sociedad, el cuerpo queda atrapado en el interior de poderes muy ceñidos que le imponen coacciones, interdicciones u obligaciones”.

Melissa Cisnero:
Para mí, fue interesante generar una instalación colectiva a partir del ejercicio de escucha y observación del entorno: las posturas y gestos que toma el cuerpo en el espacio público, el uso de sensores y cómo éstos codifican al cuerpo y su movimiento cotidiano.

Conforme profundizábamos y decantábamos la información y las ideas, me sorprendió observar que las palabras como vigilancia, desorientación, dualidad, entre otras, parecían ser una constante en las propuestas individuales.

Es así que, tomando éstos elementos, surge una composición colectiva que intenta transmitir en el espectador la experiencia de un cuerpo que se sabe observado y dislocado por la presencia de ojos virtuales que intentan decodificarlo.


Workshop Description: Rhythm exchange, resonance, & synesthesia
A trans-disciplinary research and production workshop, in which we will create an interactive sound environment to experiment with how sound, and the postures we take on as we listen to sound, feedback in our brains to shape our logics and our empathies.

Contemporary neuroscientific studies - published in Cosmopolitan magazine on up to peer-reviewed scientific journals -  bombard us with curious tales of deep connections between physical and intellectual logics. How are concrete and virtual cultures forming your logic by forming the postures, the movements and the stillness with which you listen to the sounds circulated through those cultures?

This workshop can be thought of us a think-tank focused on questions and speculations about "physical thinking". How does culture sculpt our listening, how do sounds taken into our bodies feedback among other senses and impact our thinking? How can we, even very subtly, hack our listening bodies to hear things in different ways?

We will experiment with hands-on gestural research and observation, with interactive sound technologies and with using objects to flow or fix bodies in space - to examine and alter the logics that feedback between sonic, bodily and cultural behaviors. We will use sounds created by the other residencies in this series, and/or create our own to shape an environment together.

A survey of neuroscientific speculations on synesthesia and a consideration of rhythm and movement as the basis of thought will be offered ahead, as well as other readings.






  Orange we...
Photo: Nina Waisman
  Orange we...
Photo: Nina Waisman
  Orange we...
Photo: Nina Waisman
  Rhythm Exchange Workshop at Casa Vecina, Mexico City
Photo: Nina Waisman
  Orange we...
Photo: Nina Waisman
  Orange we...
Photo: Nina Waisman
  Orange we...
Photo: Nina Waisman
  Orange we...
Photo: Nina Waisman